BUSCADOR EN INTERNET

Búsqueda personalizada

sábado, 1 de febrero de 2014

Sandra Rivera, la poeta paralizada que escribe con un dedo








    Sólo un dedo, el indice, conecta a Sandra Rivera con la poesía. El resto es imposibilidad. A los seis meses tuvo poliomelitis y meningitis, las consecuencias de ambas enfermedades fueron devastadoras. La mujer de 42 años quedó impedida de movilizarse por sus propios medios y con graves dificultades para hablar. Durante su infancia los médicos creyeron que sería incapaz de mostrar signos de normalidad. Su cuerpo, comprimido, enmadejado contra sí mismo, era la prueba irrefutable de su condición. Pero detrás de esa muralla hecha de piel, huesos y tendones doloridos, Rivera poseía una mente despierta. Y aun más en el fondo, una voluntad a prueba de tragedias. Aprendió a leer y a escribir observando los avances de sus siete hermanos. Hasta que un día sus padres descubrieron un brillo en sus ojos. La niña comenzó a adquirir ciertas destrezas con las manos e incluso pudo escribir primero nombres propios y, con los años, pensamientos, cuentos, poesías en hojas sueltas en una caligrafía difícil como empujada por un viento huracanado. Hace unos días editó su primer libro de poemas y relatos; "Palabras diferentes". En una de sus páginas dice: "Yo soy eso que vive y vibra/en cada niño libre/que corre sin rumbo por su infancia/como buscando su serenidad".
Estudió la primaria en la Escuela Especial 1 de Bariloche y se recibió en el secundario nocturno para adultos 255. Después hizo dos años de Comunicación Social en el Instituto Patagónico que debió interrumpir. Dicho de este modo, como si fuera el currículum de cualquier otra persona que busca trabajo, parece fácil. Pero Rivera, vecina del modesto barrio Arrayanes, hizo este proceso postrada en una silla de ruedas, dependiendo de las distintas facetas que a lo largo de los años adquirió su radical invalidez. "Mis amigos me traían libros y comencé a leer, ¡lo que sea!", le dice a "DeBariloche". Las palabras salen de su boca después de un excepcional esfuerzo. Llegan desde lo profundo mudas, torcidas. Gemas quitadas a la roca. No pudo terminar Comunicación porque debió someterse a múltiples operaciones que le permitieron adquirir una minúscula pero esencial independencia física. Sandra está atrapada en una cárcel y ella es plenamente consciente de esto. La poesía fue desde el principio un refugio, una puerta hacia otra dimensión, pero no adquirió la impronta fluida que hoy la caracteriza hasta que hace unos años compró una computadora con los ahorros de su pensión por invalidez. "Hay meses que no escribo nada, después vuelvo", dice y acompaña el final de su frase con una sonrisa que alcanza a tomar una leve forma en su rostro. Es un gesto de complicidad que enmarca un secreto acto de rebeldía. Rivera sólo puede negarse al mundo dejando de escribir. Su poesía es una bandera, pero su silencio es su huelga, su paro de actividades, su manera de establecer una frontera, un límite a la quietud obligada de su cuerpo.
Sus años de lectura le cobraron un precio excepcional. Debía leer para calmar su dolor y escribir para que su vida tuviera algún significado. Leía y escribía a una distancia de un palmo de la hoja. Poco a poco fue perdiendo la vista. Para continuar con la rutina apeló a unos pesados cristales que la dejaban salir de la nube en que estaba envuelta. Una operación le ayudó a recuperar la visión. Sobre el tabique de su nariz aun puede observarse, como una cicatriz de guerra, las consecuencias del peso de sus antiguos lentes. "Yo tuve polio y meningitis pero de tonta no tengo un pelo", aclara Sandra. Hoy es un día especial. Tiene que ir a una peluquería del kilómetro 4 de la avenida Pioneros. Una amiga la peina gratis. En sus peores momentos, recuerda su madre, Sandra se mantenía en silencio, recluida en una celda oscura y solitaria. Para castigarse a sí misma por haber nacido, por ser como era, y como si hubiera cometido el peor de los crímenes, le bastaba con cerrar los ojos.
"Ella siempre se dio cuenta de todo, nosotros creíamos en lo que podía hacer, yo no la dejaba abandonarse", afirma su madre, Elsa del Carmen Morales, que recuerda el apoyo de la profesora Mónica Grilli. "Ella la impulsó a seguir escribiendo", indica. Contra todo prejuicio y aun ante el peso de los hechos, Elsa y Roberto Rivera, su padre, no bajaron los brazos.
Con increíble paciencia o, como diría Antonio Skarmeta, con "ardiente paciencia", Sandra Rivera fue esculpiendo su poesía hasta llegar a "Palabras Diferentes". Se trata de una obra incomparable, donde las palabras tienen el doble sesgo de la ternura y la honestidad sin maquillaje. Una paradoja, una refutación de lo que suponemos verdadero, que se repite cuando Sandra Rivera escribe postrada en una silla, con su índice. Libre entre las palabras pero prisionera de su destino.
Los libros se venden en librerías de Bariloche e internet. Consultas al mail san-lareina@live.com.ar



Algún día
Algún día me posaré
en la cima del universo
y gritaré tan fuerte hasta
que mi voz se apague.
Algún día mis alas se desplegarán
de par en par sintiendo
como cada músculo se estira
como un gato perezoso
al costado del fogón.
Solo algún día sentiré
el aire sobre un montón
de arrugas hechas por el paso del tiempo.
Algún día volaré
abriré mis cansadas alas
y veré la prisión que me sumergió
en un mar de silencios... adquiridos.
Laberinto
Muero y surge algo nuevo.
Muero y mi alma vuela
perdida en el infinito.
Miro a mi alrededor y grito.
Surge la búsqueda.
Miro busco la salida del laberinto.
Muero y mi alma vuela.
Veo el más allá y me quedo quieta
Escapo de mis recuerdos.
El llanto y la soledad me cubren.
Ya nada más queda.
Muero y surge algo nuevo.
Empiezo otra vez.
Siento mi cuerpo pesado
como marchito en vida.
Veo a mi alrededor y grito.
Algo me empuja y me atrae.
Miedo y angustia me invaden.
Busco la salida del laberinto.
Vivo y mi alma vuela... otra vez

1 comentario:

  1. Gracias por compartir la historia de esta Artista. Precioso poema.
    Te dejo mi cariño y mis deseos porque tengas un bonito mes del Amor y la Amistad.

    Un abrazo de esta amiga de Venezuela.
    (¯`v´¯)
    `•.¸.•´
    ¸.•´¸.•´¨) ¸.•*¨)
    (¸.•´ (¸.•´ .•´¸¸.•´¯`•-> SOYPKS

    ResponderEliminar

Que tus comentarios sean conrespeto. Aca te espera una amiga.
MARY

Argentina

Argentina

Entradas populares

UNITE

UNITE
LLEVALO A TU BLOG SI COINCIDIS

TODOS SOMOS PARTE DEL TRATAMIENTO DE UNA ENFERMEDAD MENTAL

TODOS SOMOS PARTE DEL TRATAMIENTO DE UNA ENFERMEDAD MENTAL
TODOS SOMOS PARTE DEL TRATAMIENTO DE UNA ENFERMEDAD MENTAL

UNETE

UNETE
SI ESTAS DE ACUERDO LLEVALO A TU BLOG

UNITE

UNITE
LLEVALO A TU BLOG SI COINCIDIS
Este blog apoya la Red blogger contra la pederastia
En recuerdo y homenaje a MARILUZ y todos los niños del mundo que lo han sufrido. Participa haciendo click aquí o sobre la imagen.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...